verbogeometrico
  ESTRUCTURA
 

“T” ESTRUCTURA


El Tao-Te. Thot, el creador de la arquitectura tejida en el oeste de Ti la vida
La palabra es la fuente que teje el tejido interno de la geometría sagrada de la arquitectura de la vida, la misma, que sostiene el Templo Celeste.

<<El Tao da la vida
a los seres, el Te los nutre,
los sustenta y asegura su crecimiento>> (Capitulo 51)
“Tao Te King” Lao-Tse

“El nombre que puede ser pronunciado
No es el nombre inmutable.
Sin nombre, es el No-Ser,
Origen del Cielo y la Tierra
Con nombre, es el Ser,
La Madre de todas las cosas”
Lao-Tse

 

 

 

 

 

 

 

Teoría de la supercuerda


Nos confiamos a las tres dimensiones, porque es lo que vivimos, a lo que estamos acostumbrados. La idea de otra dimensión, a la mayoría, se le antoja deforme, porque no somos capaces de imaginarla. ¡Una realidad paralela, que tontería! Para nosotros, para el día a día, nuestras tres dimensiones, son nuestra única realidad. ¿Pero, y, si no fuera así?
¿Puede haber otras dimensiones invisibles que interactúen con la nuestra?
La respuesta para muchos, es sí. Pero, en contra de lo que creemos o nos han enseñado a creer, estas dimensiones superiores, sí, se dejan notar, están presentes y, pueden ser vistas y, sentidas sus ondas, se nos manifiestan, como “gravedad y luz”.
¿Cómo se llegó a la Teoría de la Supercuerda? Hoy, la Teoría de la Supercuerda, se considera el “sucesor natural de la búsqueda cosmológica de Einstein, para una Teoría Del Campo Unificado” o, lo que se ha venido a llamar “teoría de todo””
En 1915, Einstein, pronunció su famosa ley del espacio-tiempo, que consta de cuatro dimensiones, cambiantes y ondulantes. Las tres dimensiones que conocemos más el tiempo. Einstein, demostró que, el universo de cuatro dimensiones podía deformarse, ondularse o alargarse, por una fuerza, la gravedad.
Habiendo descubierto el Espacio-Tiempo, el segundo paso de Einstei,n que se trasformo en una obsesión, a la que dedico sus últimos treinta años de vida, fue tratar de obtener la formula que explicara las cuatro fuerzas fundamentales existentes, esto son, la gravedad, el electromagnetismo y las dos fuerzas nucleares (Débil y fuerte), pero, Einstein, murió, en pos de este sueño, sin haberlo conseguido.
Muchos otros fueron los científicos que trataron de conseguirlo, pero, sus teorías eran rápidamente desechadas, debido a que, la relatividad y, la teoría cuántica, son opuestas. La relatividad se basa en lo enorme, las galaxias, mientras que la teoría cuántica se basa en lo pequeño, los quark...
Hasta que llegó la teoría de la supercuerda, la única, que aún no ha logrado ser rebatida, en su unión de lo gravedad con lo muy pequeño.
La Teoría de las Supercuerda, dice que; el universo, está formado por las cuatro dimensiones que conocemos, más otras siete, y, que, tiene forma de una cuerda, creada por cuerdas. Estas cuerdas, se mueven, se expanden, entonces vibran, y, cuando vibran, crean resonancia o notas. Lo que explicaría la razón, de que, existan tantas partículas subatómicas, que, serian, las diferentes notas creadas por las vibraciones de las distintas cuerdas.

Yo, no encuentro que la Teoría de la Supercuerda sea tan nueva, ni que tampoco anteriormente no haya sido formulada, pues, la misma teoría, la encuentro en el Tao-Te. Y, es que, vivimos en un universo explicado desde hace mucho tiempo, solo hace falta “leerlo”.

 

 

El Tao-Te-King


El nombre de Lao-Tse, autor del Tao-Te-King <<El libro del Tao o del Te>>, es un argot, siendo Lao <<viejo>>, y, Tse <<maestro>>. Pero, es otro nombre el que lo revela en su autentico significado, Lao-Tan. Tan, significa <<largas orejas>>, dando como resultado <<Viejo Maestro de Largas Orejas>>, es decir: Sabio Maestro que sabe escuchar “los susurros del misterio cósmico”, la naturaleza que crea sin herramientas. Porque la herramienta del cosmos para crear, es el sonido, que no se ve. Lao-Tse, por tanto, era él experto en contemplar lo invisible, él escuchaba de la fuente (“el tejido de las fuerzas cósmicas” R.Wihehn), era la oreja ancestral, que ha oído como se ha hilado el tejido de la creación.
La palabra, Tao, que se suele entender como vías de energía, serian las rutas vitales regidas por el magnetismo y el sonido. Magnetismo y sonido, principalmente serian el “Te”, palabra que evoca la idea de potencialidad, virtud, rectitud, ley y vida en definitiva, siendo vista, como la fuerza vital. Tao y Te, por tanto, son en su unión, el Todo Cósmico, la Vía de Energía Universal, las rutas vitales de todo y de todos, porque el Tao, son las vías que toma el Te, para manifestarse, y, es por medio del Te (la energía vital), como el Tao (la estructura cósmica), crea y sustenta la existencia. La energía vital de todo lo creado. El Te, es lo que nos llega por el Tao, por las vías de atracción, por la geometría del Universo.
El Te, así mismo, es visto como simiente.
Semilla, en japonés es Tane, y, fuerza vital es Tama. En griego poder, potencia o energía, es areté, siendo cratos fuerza. El Te, está vinculado a la acción de plantar, esta acción, en chino antiguo, era Tek, que era asimilada como Dhyek <<plantar>>, porque los planetas con sus sonidos plantan su energía en la tierra, dando estructura y forma a las cosas y a los seres.
El Tao, es la estructura que sostiene el Cielo, y, el Te (la energía), es el don que cada ser recibe del Tao (Las vías o rutas vitales).
El Tao-Te, es una energía inmortal. En japonés Toko es <<perpetuo>>, y tocayo <<vida perpetua>>, pues, quien logra dominar la palabra, consigue la inmortalidad, al comprender la intrínseca unión que el Cielo guarda con la Tierra.
Tenno, es emperador celestial, que luego fue el titulo del emperador en japonés, y, los emperadores o pontífices, son los constructores de puentes, que enlazan la Tierra y el Cielo.
La T, por tanto, tiene que ver con todo lo que es estructura o vida creada, por el cielo, por sus sonidos y la geometría que ellos crean.
“T” ( ), la TETH hebrea, es <<asilo>>, el refugio buscado por el hombre para guarecerse, el muro, la pared levantada para proteger las cosas sagradas y la “Tau” ( ) Taw, la veían los egipcios como la representación del alma universal, siendo <<la reciprocidad, la perfección del equilibrio y la simpatía>>. Porque la Teth, está ligada a la rúnica Tyr- (l-T), como gancho o flecha de unión hacia el Cielo, la búsqueda del enclave del puente Cielo-Tierra. En griego, es la Theta “TH”, y, en el alfabeto de los magos, es Thela.
Tihuanaco, es llamado “el ombligo del mundo”, considerado por muchos el centro originario de toda la civilización, cuya traducción viene a ser algo así <<Lugar donde se reúne y, se forman, la tierra y el agua>>. El nombre de Viracocha, el dios creador, al completo, era Apu Kon Tiki Vira Cocha, es decir; <<El señor de todo lo creado tierra, agua y fuego>>, significando Tiki <<conjunto o el todo>>.
Los Incas daban al sol el nombre de Inti o Apu-Puncha <<jefe del día>>, y, las vestales del sol, eran llamadas Aclla o Intip Chinán <<hijas en honor al sol>>
En Bolivia, los Yucares cuentan como otro díos creador, de nombre Tiri, abrió el tronco de un árbol, tras un gran incendio, del cual surgieron todas las tribus de todos los reinos.
La sumeria Bit Shimti <<La casa de Shimti>>, era el lugar de donde brotaba la carne, los tejidos o la vida.
“Shi-In-Ti” significaba <<Aliento-Viento-Vida>>. Puesto que, la vida a sido tejida por el Cielo.
Nuestro cuerpo, como el de todas las cosas, es un entramado geométrico, hechos con el hilo del sonido. Todos nuestros tejidos, no son más que, millones de células entretejidas, siguiendo geometrías determinadas.
Así, Neit, como Atenea, eran diosas de la guerra y del arte de tejer. Isis, a su vez, fue la patrona de las tejedoras. Sati, era el nombre otorgado a Isis como diosa de la fertilidad. Ti, es <<vida tejida>>, precisamente el nudo de Isis, era llamado TIT, puesto, que ella, era la patrona de las tejedoras y la encargada de cortar el cabello de las mujeres que iban a morir. Pero, lo más relevante de Isis, fue, que ella fue, la única, conocedora del nombre secreto y supremo de Ra, pudiendo, por ello, resucitar a los muertos y crear vida de donde no la había.
En sumerio TI-IT es <<lo que tiene vida>>, y, TI, además de vida, significaba costilla, de lo que se deduce que, si Eva fue hecha del mismo tejido que Adán, lo fue, de su código genético. Adán, a su vez, fue hecho del suelo, porque “Ti-erra” es <<vida que se mueve>>, la gran matrona y en sumerio tittum o tiddum, es arcilla.
Según los mayas, en las entrañas de un coyote se encontró maíz, que, un gavilán llamado Tiuh-Tiuh, trajo del otro lado del mar. El maíz, fue mezclado con sangre de culebra, de cuya masa resultante, el creador y el formador, hicieron, la carne del hombre.
El termino hebreo, usado en le Génesis para referirse a la materia de la que fue creado Adán, es precisamente TIT.
Adán, fue confeccionado por el Te (La energía primordial), el sonido, que teje los tejidos confeccionando con sus hondas, creando el mapa genético de la vida.
El cerebro es nuestro órgano más perfecto. El cerebro, no es otra cosa, que un gran tejido constituido por miles de neuronas entretejidas entre sí, y, que funcionan, mediante impulsos eléctricos, y, sirio, está intrínsecamente relacionado con la electricidad.
El griego Tithenai, era <<disponer u ordenar>>, pues, se han de colocar bien los tejidos para crear vida.
Temis, significa <<orden>>. Tethys o Temis, significa <<creador>>. Recordad, que Tehuti, Djeuti, Zeuiti o Dhuit, eran nombres atribuidos a Thot, el arquitecto del Universo, creador de la palabra escrita, él conocedor del entramado de todo lo que esta vivo.
Las Parcas griegas, que visten de blanco, el color de la luna, aluden tanto a las fases de crecimiento de la luna, como la vida del hombre nacimiento, plenitud y muerte. El destino está hilado por las Parcas, que tejen la hebra de la vida de los hombres. El nombre de Cloto, la Parca más joven, significa <<hilandera>>, Láquesis <<Medidora>>, y, el nombre de Moiras, otro nombre atribuido a las Parcas, es <<parte o fase>>, y, Moriao es <<yo distribuyo>>. Así, la T, es complementaria a la faceta constructiva, formadora de la arquitectura de la vida. Porque, la letra M, es lo materno, la madre, la creadora y, no, la obra.
Neit, fue considerada madre de los dioses, en especial de Ra <<al que ella crió antes de que hubiese crianzas>>.
La diosa Shait, era el destino, que nacía con cada hombre, acompañándolo, en todas sus etapas hasta la muerte.
Raninit, era la diosa que daba nombre a los neonatos, dándoles, con ello, un shait o destino. Raninit, tenía cabeza de serpiente o leona.
Amenti <<la Occidental>>, era la diosa de la mansión de los muertos.
Marit, diosa-serpiente, era tricéfala, poseía una cabeza humana, otra de serpiente y una tercera de buitre (el buitre era el símbolo jeroglífico de las reinas de Egipto), era considerada amiga del silencio, siendo, en sumerio ilitti numun-ti el <<vástago del silencio>>. Marit, era la diosa de la cima de Occidente, es decir, la casa de los muertos. Sobrenombrada Marit, como Ta Tehnet <<la cima>>.
La diosa Heh (Neheh), era la eternidad, y, Renpet, era la diosa de la renovación del año, conocida como Maestra de la eternidad.
La diosa hurrita de la fecundidad era Herat, Herat o Hepet, relacionada con la sumeria Ishtar. Ilitia, era la diosa griega del alumbramiento.
Eva, como la casa de los muertos, está hacia el oeste, ella fue hecha de la costilla izquierda.
El firmamento nocturno, hacia el oeste de la era de Leo, era la casa de Acuario, y, por tanto, la de Urano.
La casa nocturna es la que otorga el nacimiento a las razas y a los seres, pues la luna es lo materno, la madre.
Así, en un principio, fue Urana, y, no, Urano, la madre de los Titanes.
Los titanes son llamados Titanoi <<Hombres de yeso blanco>>, o <<hombres blancos como el yeso>>. Hrrud es <<arcilla comprimida>>, en nórdico; Mokkrkálfi, Mokkerkalfe <<gigante de arcilla>>, y Mokkerkalfe <<Montañas de arcilla>>, y, en sumerio ilittashu shadumma, es <<progenitura de la montaña>>. Los mitos hebreos hablan del Golem, un gigante creado con barro, al que se le ponía un sello, con una palabra en la frente, que le insuflaba vida.
Titán, en sumerio, significa, siendo Ti <<vida>>, y, an <<cielo>>, <<vida del cielo o vida hecha y venida del cielo>>. Porque, para los Incas, na es <<donde se forma o donde se hace>>, y, ti es <<conjunto, unión, atracción>>.
La letra hebrea Tzaddi, es <<El que guía y protege desde arriba>>, la Tau es reciprocidad, y, es el símbolo del alma universal, y, la letra Telh, es el refugio. Volviendo al yeso, en maya, el yeso es llamado tizate.
En la epopeya sumeria Atra-Hasis, Enki y Ninti o Ninlil, crearon al hombre. “En “en sumerio arcaico, significa <<señor>>, y, “Ki” <<Tierra>>, por lo tanto, Enki, es <<Señor de la tierra>>. Nin, significa <<dama>>, y, era utilizada para denominar a la reina, y, como Ti, es costilla y vida, Ninti es <<dama vida o dama de la costilla de la vida>>, Nintu, era el nombre sumerio de la madre de los dioses.
En el antiguo Egipto, la plata, era considerada como la sangre de los dioses.
Los Titanes, los blancos como el yeso, tenían huesos de plata.
Tizate, recordemos, es yeso, y, tzacol, es creador o formador.
Totecal, es maestro platero y, los Toltecas, eran reconocidos precisamente por ser grandes plateros. Y, de plata, está hecho el hilo de la vida.
El mundo de los muertos, estaba al Oeste, porque el Sol entra en el reino nocturno por el oeste, así, en el reino nocturno de Leo, nos encontramos al entrar por el oeste, con Venus, Sirio, la Luna, Urano y Saturno.
La luna, la madre fecundante y generadora de vida, la reina de la noche, a la que representa la letra M, era la mujer blanca o de plata del otro lado, siendo Argeia, de argenta <<deslumbradoramente blanca>>.
Arianrhod, es la diosa irlandesa rueda de plata.
Argeia <<deslumbradoramente blanca, plateada o moteada>>, es la blanca luna y argeioi significa <<hombres blancos>>. Arianrhod, era la diosa celta de los muertos del otro lado, y, su rueda, bien podría ser una rueca o uso, donde confeccionar nuevos telares celulares o mapas genéticos de la vida.
El mundo de los muertos, se dice, que esta hacia el norte y al oeste. Imentit, para los egipcios era <<la diosa de Occidente>>, es decir; la que acoge a los muertos como Khentamentiu <<el primero de los occidentales>>, o lo que es lo mismo <<señor de los muertos>>.
Nyx, la negra y densa Noche, que todo lo esconde, era la madre de Tanatos la muerte, de tanatous <<extendido>>, pero, la raíz Tar, la llevan los nombres que tienen que ver con su ubicación hacia el oeste, hacia lo tenebroso, como la taberna averno, así, está el Tártaro menesteroso de luz, la tarde, la Tauride, Tauro. Nyx, era además, la madre de Moros, la suerte; Ker, la destrucción; Hiypnos, el sueño; los oneiroi, los ensueños; Mômos, la infamia; Oizys, la desgracia; y, de las Hespérides, las estrellas vespertinas.
De Hypnos, surge Hipo, por debajo, y, es que, la noche está frecuentemente asociada al interior o a lo que está por debajo.
Titonia, era la Aurora del ocaso.
La diosa egipcia Taurt, Rert o Rere, suele ser representada como hipopótamo, lo mismo que Rattauit.
El hipopótamo, que va por debajo de las aguas, simbolizando, así, lo nocturno, lo que está debajo.
Otras veces, Taurt, era representada con forma humana y cuernos de vaca, era otra madre y ayudante de los dioses, identificada con Isis y Hathor, era la diosa guardiana de la montaña del Oeste.
Al Oeste estaba el reino de los muertos, Osiris gobernaba a los muertos en el Duat o Tuat, el Amenti, era donde Osiris presenciaba el juicio de las almas.
Entre los egipcios, era común, enterrar a los muertos con la cabeza vuelta al oeste.
En el firmamento nocturno se halla la constelación de Tauro, además de que Venus, el planeta de dicha constelación, marca el ocaso.
Así, Hathor, la diosa vaca egipcia, viene de la montaña oeste, donde acoge al Sol poniente, identificada como Sirius, Sept o Sothis, lo mismo que Isis.
Tem o Atum, eran la representación de Ra como función de Sol poniente Ra-Tem.
<<Yo soy>> le dijo Ra a Isis <<Khepera por la mañana, Ra al mediodía y Tem por la tarde>>.
Tartesos, al oeste de las columnas de Hercules, era la tierra más al oeste del viejo mundo.
Se dice, que los hombres de la segunda edad, fueron hechos de plata, quizás estos tejidos en plata, fueran los habitantes de la Atlántida sita al oeste, hacia el otro lado.
Tula, Tulán o Tollan, era la principal ciudad de los grandes fabricadores de Plata que fueron los toltecas, que bien podría ser la legendaria Tule o la mítica tierra irlandesa de Tara, ubicada al otro lado, de hecho, muchas son las islas Bienaventuradas que componen su nombre con el vocablo Ti, como Tire Nam Beo <<tierra de los Vivos>> o Tirn aill <<el Otro Mundo>>.
Tauro, significa los toros salvajes del oeste, de Tar oeste, y, Uros, Bueyes salvajes. Los toros gobernaban poniente, mientras que la vaca representaba el amanecer y el reino naciente. Siendo, como es, Venus, la estrella que precede el amanecer y la caída del la tarde.
Cuenta la Biblia, que Adán y Eva, fueron creados ischo e ischa, es decir; chico y chica. Ischo e Ischa, significan macho y hembra, ischo deriva del escítico en alemán ich <<pez>>; fits, en sueco; fish, en ingles; Ichutuos, en griego; pesk, en bretón y piscis, en latín. Y, como ya he comentado, Isis, bajo el nombre de “Stella maris”, (Sirio), era la patrona de los marineros. A Sirio se le atribuye el perro y el pez.
Orión es considerado hijo de Poseidón (Neptuno es el planeta regente de Piscis)
Thot, en fenicio Taut o Tewt, es, en copto, pez. Thot y Maat, eran los encargados de fijar el trayecto y el ritmo a seguir por la barca solar en el firmamento. Dos peces acompañaban a esta barca en su trayecto Abtu y Ant.
¿Por qué es importante el símbolo del pez en relación a la palabra escrita? Pues porque hallamos que el jeroglífico unilitero ( ), La Q, representa un pez, mientras que el jeroglífico unilitero ( ), La K, es <<Manó>>, de hecho, la mano humana, tiene forma de pez, lo que la ciencia actual relaciona con un estigma de que evolucionamos a partir de ellos.
Recordemos, además, que Thot era el escriba de los dioses, el creador de la palabra escrita.
De hecho los irlandeses que no solían escribir, se comunicaban en secreto, mediante un Lenguaje del alfabeto Ogham, expresado con los dedos.
Así, a los Dáctilos, se les atribuye ser los precursores de esta técnica de comunicación digital.
Los Dáctilos, fueron identificados con los Curetes, que custodiaron a Zeus infante y, que eran hábiles herreros, descubridores del hierro, además de ser grandes hechiceros, que adoctrinaron a Orfeo en los misterios.
Según algunas fuentes, los Dáctilos, habitaban en la cueva Dictea, y, fueron hijos de la ninfa Anquiale, según otros, nacieron, cuando Rea, estando de parto de Zeus, presionó con sus dijitos la tierra. Siendo por tanto, los Dáctilos, los dedos de la mano, cada uno con un significado concreto, por el cual, se podía emplear un lenguaje por señas. Siendo Epimedes, el llamado dedo del Tonto, el corazón o de Saturno, que rige el destino. Yasión es el dedo medico, el anular o de Apolo, asociado a la curación, el meñique es el dedo de Mercurio o de Hermes, lo que lo dota de cualidades mágicas.
Pero, no solo el pez se asocia a la comunicación, sino que, los demiurgos de la palabra, tienen al ave en común. Odín tiene sus cuervos, Thot su ibis, ave parecida a las grullas, en las que se inspiro Mercurio, el Thot-Hermes romano, al verlas formar letras con su vuelo en forma de V; o, los gansos del rey Arawn (Elocuencia), asociados igualmente a Gabriel, el ángel de la anunciación. O, la paloma de la trinidad.
Apolo, como Odín, tenía consagrado al cuervo, y, este dios poeta, fue padre del músico Orfeo.
Poesía deriva del fenicio phohe, que significa <<voz, boca o lenguaje>>, y, ish <<ser principal>>.
La palabra tenía el don de curar, por ello, rophae, es <<curación>>, mientras que, aur, es <<luz>>. Aur-rophae, seria el origen de Orfeo, quien tocaba una Lira o Arpa. Arpha, surge igualmente de aur-rophae. Luz, porque la luz trasmite sonido y, ruah, en hebreo, es <<viento, soplo o espíritu el movimiento>>.

 

“Rua Ælohim aur”

<<Que la luz sea y la luz fue. >>

Génesis


 
  Verbo geométrico 4122 visitantes (8927 clics a subpáginas) Bienvenidos  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=